27/1/09

CUALQUIER COSA ES POSIBLE

.
Micheal Moore
.
En medio de una crisis política y económica de alcance planetaria y con el liderazgo severamente erosionado por el desgobierno y la arrogancia de George Bush, Barack Obama sorprendió con sus dos primeras medidas de gobierno: el cierre de la cárcel de Guantánamo y su posición liberal frente al aborto: “es un tema que deben ver las mujeres” sentenció el nuevo predidente. ¿Será este el principio del fin del neoliberalismo impulsado por el Consenso de Washington?. "Sí, nosotros podemos" fue el lema de una campaña electoral que puede ser el prólogo de grandes cambios, o tal vez mas de lo mismo como observan muchos analistas. El crédito está abierto y, como siempre ocurre en estos casos, es el tiempo quien dará el veredicto final.
Como complemento del post publicado hace 24 horas comparto con ustedes este mensaje de Mr. Moore, escrito luego de la jura de Obama, donde apuesta por concretar el tan mentado "cambio", uno de los ejes temáticos de la campaña.
.
.
Amigos:

¿Quién entre nosotros no se ha quedado sin palabras? Derramamos lágrimas. Lágrimas de alegría. Lágrimas de alivio. Qué enorme e impresionante avalancha de esperanza en un momento de tanta desesperación. Para un país que fue fundado sobre el genocidio y que luego fue construido sobre las espaldas de los esclavos, fue un momento inesperado, sorprendente en su sencillez: Barack Obama, un buen hombre, un hombre negro, dijo que traería un cambio a Washington, y a la mayoría del país le gustó esa idea. Los racistas estuvieron presentes durante toda la campaña y hasta en las casillas de votación. Pero ya no son la mayoría, y veremos cómo se desvanece la llama de su odio durante el tiempo que nos quede de vida.
.
Anoche hubo otra importante “primera vez”. Nunca antes en nuestra historia un candidato declaradamente antibelicista fue elegido presidente en tiempos de guerra. Espero que Obama recuerde eso, mientras pondera la posibilidad de expandir la guerra en Afganistán. La fe que tenemos ahora se perdería si Obama olvida el principal tema gracias al cual venció a sus compañeros demócratas primero, y después a un gran héroe de guerra en las Elecciones Presidenciales: “El pueblo norteamericano está cansado de la guerra”, dijo una y mil veces. Enfermo y cansado. Y su voz resonó fuerte y clara el día de ayer.
.
Han pasado 44 años inaceptables desde que un demócrata aspirando a la Presidencia obtuviese apenas un 51 por ciento de los votos. Esto se debe a que a la mayoría de los estadounidenses nunca les han gustado realmente los demócratas. Ellos los ven como gente que rara vez tienen las agallas para cumplir sus tareas hasta el final o las agallas para apoyar al máximo a las personas que dicen que apoyan. Bueno, aquí está su oportunidad. Les ha sido entregada, a través de la votación pública, en la forma de un hombre que no es un dinosaurio partidista, ni un “burócrata de autopista”. ¿Se convertirá Obama en uno de ellos o los obligará a ellos a ser más como él? Oremos por esto último.
.
Pero hoy celebramos este triunfo de la decencia sobre los ataques personales, de la paz sobre la guerra, de la inteligencia sobre la creencia de que Adán y Eva cabalgaron sobre dinosaurios hace apenas 6.000 años. ¿Cómo será tener un presidente inteligente? La Ciencia, desterrada durante ocho años, regresará. Imagínense lo que va a significar el darle apoyo de nuevo a las mejores mentes de nuestro país mientras dichas mentes buscan curar enfermedades, descubrir nuevas formas de energía, y trabajar para salvar el planeta. Yo lo sé, es increíble, pellízquenme otra vez.Podríamos, y es sólo una posibilidad, ser testigos también de una refrescante época de apertura, de iluminación y de creatividad. Las Artes y los artistas ya no serán vistos como enemigos. Quizás el Arte sea explorado de nuevo con el fin de descubrir verdades más elevadas. Cuando Franklin Delano Roosevelt tomó el poder tras su avalancha electoral de 1932, fue seguido por Frank Capra y Preston Sturgis, Woody Guthrie y John Steinbeck, Dorothea Lange y Orson Welles.
.
Toda la semana me he visto inundado por medios de comunicación y por periodistas que me preguntan: “Oye, Mike, ¿qué vas a hacer ahora que Bush se va?” ¿Están bromeando? ¿Cómo será trabajar y crear en un entorno que estimula y apoya el cine y las artes, la ciencia y la invención, y la libertad de ser lo que quieras ser? ¡Verán florecer mil flores! Hemos entrado en una nueva era! y, si pudiera resumir nuestro primer pensamiento colectivo acerca de esta nueva era, es éste: Cualquier Cosa Es Posible.
.
¡Un Afro Americano elegido Presidente de los Estados Unidos!. ¡Cualquier Cosa Es Posible!. Podemos arrancar nuestra economía de las manos de los ricos irresponsables y temerarios y devolvérsela al pueblo. ¡Cualquier Cosa Es Posible!. A cada ciudadano se le podrán garantizar cuidados médicos gratuitos. ¡Cualquier Cosa Es Posible!. Podemos detener el derretimiento de los casquetes polares. ¡Cualquier Cosa Es Posible!. Aquellos que han cometido crímenes de guerra serán llevados ante la Justicia. Cualquier Cosa Es Posible.
.
Realmente no tenemos mucho tiempo. Hay un gran trabajo por delante. Pero esta es la semana, para todos nosotros, de celebrar en grande este gran momento. Pero seamos humildes. No tratemos a los republicanos de la forma en que ellos nos trataron a nosotros los últimos ocho años. Mostrémosles a ellos la gracia y la bondad que Barack Obama exudó durante toda su campaña. Aunque le dijeron todos los insultos que salen en el diccionario, Obama rehusó rebajarse a sí mismo para agacharse a la cuneta de la autopista y devolver las inmundas pelotas de barro.
.
¿Podremos seguir su ejemplo? Será difícil, lo sé.
.
Quiero dar las gracias a todos los que dieron de su tiempo y sus recursos para hacer que esta victoria fuese posible. Ha sido un largo camino, y hay daños enormes que se le han ocasionado a este gran país, sin mencionar a tantos de ustedes que han perdido sus trabajos, que han ido a la quiebra por culpa de las facturas de las clínicas privadas, o que han sufrido a través de un ser querido que ha sido enviado a la guerra en Irak. Ahora tendremos que trabajar todos juntos para reparar todos esos daños, y créanme que no será fácil.
.
Pero, ¡qué gran manera de empezar! Barack Hussein Obama, 44º Presidente de los Estados Unidos. ¡Guauuu..! Totalmente en serio, ¡Guauuu..!
.
Atentamente,
Michael Moore.
mmflint@aol.com