21/3/11

FESTIVAL DE OTOÑO



La cantante Petrona Martínez compartió con el público de Buenos Aires sus dotes artísticos en el marco del Festival de Otoño en su segunda edición. Nacida en San Cayetano, Colombia, el 27 de enero de 1939 es considerada una de las “cantadoras” más importantes de su país. Esa denominación se utiliza para las mujeres mayores que se nutrieron desde la infancia de la cultura popular, sus melodías y canciones.
Esa transmisión de saberes se realiza mediante la tradición oral, siendo esta una de las características de esta artista que tiene casi 200 canciones compuestas, muchas de las cuales nunca se volcaron al papel, permaneciendo en su memoria, confiada de la efectividad de la transmisión oral.
En los años 80 comenzó a su carrera discográfica, en paralelo a la de Totó la Momposina, teniendo su consagración internacional de la mano del álbum “Le Bullerengue”, editado por el sello europeo Radio Francia en 1998, en el marco del suceso logrado por el colectivo cubano Buena Vista Social Club en los mercados del primer mundo.
Esta reivindicación y reconocimiento del folklore de Latinoamérica logró su reconocimiento internacional primero y la fama en su terreno natal después. Con giras por Francia, Inglaterra, EEUU, Canadá, México, Brasil, España, Holanda, Bélgica, Italia, Malasia, Noruega, Marruecos, Panamá, Dinamarca, Chile y Argentina.

Petrona Martínez en el escenario principal del Festival de Otoño.

En 2002 estuvo nominada al Gramy Latino por su álbum “Bonito Que Canta”, editando en 2003 “Mi tambolero” y en 2010 “Las Penas Alegres”.
Su repertorio se basa en el bullerengue, un conjunto de ritmos y bailes festivos, propio de las comunidades afrodescendientes ubicadas relativamente cerca del litoral de una parte de la costa pacifica colombiana, estas comunidades tienen una historia asociada a la resistencia cimarrona y boga. En este género musical participan los llamados Bailes Cantaos, ritmos como la tambora, la guacherna, el chandé, la tuna, el congo, el son de negros y el pajarito entre otros.
En sus presentaciones en vivo también se incluyen cumbias, puyas, chalupas, porros y fandangos, siempre con el rol protagónico de los tambores.Estos instrumentos artesanales se conocen como tambor llamador (macho), tambor alegre (hembra) y tambora, siendo complemento las maracas, las palmas y las tablas o gallitos.


Otros artistas que estuvieron el viernes 18 de marzo en la primer fecha del Festival de Otoño 2011:


Olodum > nacidos en Salvador de Bahía, Brasil, son los creadores del genero “samba reggae” en base a la fuerza de sus tambores arraigados en la tradición africana. Colectivo que excede el marco musical, Olodum es una institución social que trabaja reivindicando la negritud con actividades de formación, sociales y culturales desde su base operativa en el Pelouriño pero con proyección nacional.
Colaboradores de artistas como Paul Simon, Michael Jackson, Roberto Carlos, Herbie Hancock, Wayne Shorter, Caetano Veloso, Ziggy Marley, Daniela Mercury, Chico Buarque y Los Fabulosos Cadillacs, entre otros. Tracción a sangre.


La Bomba de Tiempo > de la mano de Santiago Vázquez este grupo de tambores cultiva en estilo de “improvisación dirigida” basado en un código de mas de 100 señas corporales emitidas por el director. Popularidad en ascenso.


Doña María > sexteto acústico que reinterpreta canciones del repertorio folklórico global con un tono urbano, con sonoridades electrónicas y actitud rock. Muy buena versión de "El pescador".


Babel Orkesta > compañeros de ruta de Gustavo Cordera y su Caravana Mágica este colectivo amalgama ritmos y culturas promoviendo el respeto por la diversidad y la integración cultural. Tradición oral, fiesta popular, orquesta itinerante… todo mezclado con oscilaciones que van del gipsy al chamamé pasando por el tema “Misirlou”, de la banda de sonido de Pulp Fiction. Pura celebración.
.
El sábado 19 cerraron el Festival, en el Buenos Aires Lawn Tennis, Pink Martini (EEUU), Tryo (Francia) y Kevin Johansen + The Nada (Argentina).
.