17/4/11

LA CALLE MELANCOLIA QUEDA EN BANFIELD



Nací en Lomas de Zamora, en una casa humilde de una da las tantas barriadas del partido. Allí pase mi infancia y adolescencia. En los pasillos de su universidad le di forma a mi vocación. Hoy Lomas de Zamora esta de fiesta ya que cumple 150 años y de esos festejos participamos todos los lomenses.

Desde septiembre de 2010 diversas actividades culturales y artísticas se vienen desarrollando en el marco de los festejos organizados por las autoridades municipales. Ya se presentaron Soledad Pastorutti, los Teen Angels, Los Auténticos Decadentes y Dread Mar-I.

Pero faltaba una reunión, un gran encuentro donde los vecinos sean los homenajeados una vez más. El lugar elegido fue el estadio del Club Atlético Banfield, y sobre el escenario montado tal fin se presento el más argentino de los españoles, o el más español de los argentinos como seguramente se definiría.

Las luces del Estadio Florencio Sola engalanaron la noche.

Joaquín Sabina brindo un show gratuito e inolvidable en la fría noche del viernes 15 de abril en el sur bonaerense ante 35.000 vecinos que fueron premiados por tener sus tasas municipales al día.

Sabina estaba animado, haciendo bromas con sus músicos y honrando a los homenajeados de la noche: la gente de Lomas: “Lomas cumple 150 años, pero ustedes no aparentan la edad”. Sandro, un vecino ilustre, estuvo presente en sus palabras: “Le prometí a Sandro que dejaría de fumar, pero todavía no pude”, y la despedida fue con una camiseta del Taladro, que alguien le tiro desde el pie del escenario, apoyada en sus hombros.

Sabina y su banda a pleno.

Con un solo tema de su último disco, un repaso por todos sus clásicos y un show de mas de 2 horas y media que comenzaba cono los versos y los acordes de “Esta noche contigo”, como si fuera una declaración de amor hacia el entusiasta público que colmaba las instalaciones de un estadio vestido con sus mejores galas: “Que no arranquen los coches, que se detengan todas las factorías, que la ciudad se llene de largas noches y calles frías…”, y no arrancaron los coches pero si la fiesta.

Poco antes de comenzar el espectáculo, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, le entregó a Sabina la Llave de la Ciudad, por lo que minutos después el cantautor mencionaba desde el escenario: “Nos han dado una llave, con la que volveremos para abrir Lomas de Zamora”, haciendo públicas sus ganas de regresar al estadio de Banfield.

Sabina, como esos jugadores de fútbol experimentados que ya no corren como en la juventud y se apoyan mucho en sus compañeros, les dio lugar a sus músicos para cantar algunos de sus temas. Pancho Varona interpretó "El rock and roll de los idiotas", Mara Barros realizó un acting con "Yo quiero ser una chica Almodóvar" y Antonio García de Diego se lució con "Tan joven y tan viejo".

Cuando todo terminaba y la sensación entre los asistentes era la de haber presenciado un recital histórico pero con poco rock & roll, tal vez por los 62 años que acusa sabina, llegaron los temas del segundo bis: demoledoras versiones de "El caso de la rubia platino", "La del pirata cojo" y "Pastillas para no soñar".

Sabina y Varona a puro rock & roll.

Una vez pise las calles de Madrid buscando en el Mercado del Rastro un puesto con carricoches de miga de pan, y una vez Joaquín vino a mi barrio para cantarme "Con la frente marchita". Simplemente gracias.