24/5/11

QUILMES ROCK 2011: DIA 3

.
Guille Bonetto: frecuencia Cafre

Hay usos y costumbres que poco a poco se van modificando y mutan en nuevas realidades que una vez naturalizadas pareciera que siempre estuvieron allí. Pero no, recuerdo mis primeros recitales y realmente no logro visualizar un VIP en esas cuevas semiclandestinas ni en esos primeros estadios que abrían sus tribunas para abrazar al rock. Ahora la mutación se llama campo VIP, ese engendro que nos garantiza, pos unos pesitos extras, un lugar de privilegio justo abajo del escenario.


La ecuación es simple para los organizadores: ¿si tengo público ABC1 dispuesto a pagar por confort o lugares de privilegio por que me voy a perder ese negocio? Lo que antes era solo la distinción entre popular, campo y platea hoy se estratifica en incontables niveles marketineros con nombres insufribles: gold, platino, diamante y siguen las firmas.


Cada vez más evento social que artístico, estos encuentros se fueron transformando en un rejunte de marcas interesadas en quedar asociadas a la experiencia quedando en segundo plano lo que sucede en el escenario.


Con esta lógica pareciera que se programó la grilla del tercer encuentro del Quilmes Rock 2011: lo que habitualmente era el día reggae se transformo en varias bandas cultoras del género jamaiquino como teloneras de Babasónicos, la banda nacional mas internacional que tenemos hoy por hoy en estos lares, que hubiera estado en consonancia con Jamiroquai el día anterior. ¿Problemas de cartel? Quien sabe, la cuestión es que al final hubo mezcla de géneros, mezcla de estilos, mucha mezcla.


Esta es la grilla completa del sábado 21 de mayo:


• Escenario Quilmes: Babasónicos >> Cultura Profética >> Las Pelotas >> Los Cafres >> Jauría.
• Escenario 2: Victoria Mil >> Nikita Nipone >> Alambre González >> Utopians >> Mil Astillas >> Miss Bolivia >> Hijos del Hijo.


El contraste antes mencionado se notó claramente al cierre del recital de Cultura: muchos de los 15000 asistentes emprendieron la retirada, seguramente contentos con llevarse mucho de lo que fueron a buscar esa plácida noche porteña. Los Cafres cumplieron con su cuota de reggae ajustado en un set de 13 canciones y con la novedad de Demian Marcelino en la primera guitarra, "nuestra banda favorita de reggae latinoamericano" diría mas tarde Willy Rodríguez sobre ele escenario.

Las Pelotas en escena: Daffunchio y el HD

Las Pelotas desarrollaron su set con la presencia simbólica de Tavo Kupinski ya que tanto músicos como público lo recordaron. Pablo Guerra, ex Caballeros de la Quema, y Fernando Ruiz Díaz oficiaron de invitados en una presentación que respeto el disco en vivo recientemente editado y que mezcló clásicos, temas de su última producción de estudio y los infaltables himnos de Sumo.

 Willy Rodríguez: pequeño saltamontes del reggae

A las 20.30 sonaron los primeros acordes de Cultura Profética. En ese momento recordé de un festival hace un par de anos, donde prácticamente abrían el escenario, con el sol arriba y poca gente abajo. ¿Qué paso en el medio para que tengan la responsabilidad de ser el segundo número de esta ecléctica noche? Mucha gira por el interior y mucha tocada en B.A. El boca a boca imparable y el apoyo de sus amigos argentinos con Guillermo Bonetto a la cabeza.


El show se basó principalmente en su último disco, La dulzura, que honrando su título esta lleno de canciones sobre ese misterio que algunos llaman amor. Hubo homenaje al tango (Del tope al fondo), declaración de principios (Verso terso), ska instrumental y una arenga "suave" para movilizar a la gente. Es que Rodríguez parece mas un monje Zen que un embajador del reggae continental y como el mismo dice al rescatar una frase típica de Puerto Rico, "poco a poco le entra el agua al coco", lento pero seguro se van instalando en el país con un crecimiento que por ahora no parece tener techo.

Adrián Dárgelos: es rock


En el cierre literalmente se corrió del telón... para su primera presentación en B.A. después de dos años de girar por el resto de la Argentina y por el mundo, los Babasónicos cubrieron el escenario con una gigantesca tela blanca que se "desplomó " con los primeros acordes de Fiesta popular, uno de los tres temas que tocaron de su ultimo CD, A propósito.


El resto fueron sus clásicos gastados por las FM y algunos temas con perfil rocker de algunos de sus primeros discos, Dopádromo y Babasónica.


La gran pantalla HD que oficiaba como telón de fondo acompañaba con imágenes alegóricas que remitían a cada álbum de la banda y con primerísimos planos de sus músicos y algunas chicas en el campo.


Un show impecable para los que son parte del planeta Babasónicos, para los legos seguramente un espectáculo un poco frío y distante. Desde hace mucho tiempo considero a esta banda el más fiel exponente del show business asociado al rock de nuestro país. Obviamente estoy hablando de una manera de entender el rock… achicamos el margen, pero siguen siendo los mejores en ese plano. Dárgelos, en un rapto de actitud, simplemente lo canta: Soy rock.


Por último: una desconsideración mandar a Jauría al inicio de la grilla, el nuevo proyecto de Ciro Pertusi merecía un poco mas de consideración.


Lista de Babasónicos en el Quilmes Rock 2011
.