24/5/09

LA PORTUARIA: MUSICA DE AQUI, DE ALLA, DE TODAS PARTES

Hablar de la historia de La Portuaria nos lleva a recordar que Diego Frenkel, Cristian Basso y Sebastián Schachtel habían integrado el grupo Clap. En 1986 editan un álbum homónimo que menciona en sus créditos a Fernando Samalea entre otros tantos músicos invitados. Este opus tenía una clara influencia de la new wave, especialmente de los Talking Heads. Un par de años después de separada la banda, estos amigos-músicos vuelven al ruedo con La Portuaria, con la siguiente formación: Basso en bajo, Frenkel en guitarra y voz, Víctor Winograd en batería y el brasileño Eliezer Freitas Santos en percusión.
[+/-]
Vi a la banda por primera vez en 1988, en lo que aparentaba ser su debut oficial, en el Centro Cultural Recoleta de la Ciudad de Buenos Aires.
La propuesta era desafiante para los estándares del rock argentino de aquellos días: el afiche que anunciaba el show rezaba "flamenco rock", con lo cual quedaba claro lo difícil que era clasificar "eso" que la banda hacia sobre el escenario.
Con esa etiqueta viajan a España en gira promocional y editan un EP. La filial española de EMI editó el álbum en vinilo y en el formato "Compact Disc", toda una novedad para la época, al menos para un grupo argentino.
En esos días yo escuchaba mucho a los Talking, y más todavía a David Byrne que estaba en la etapa de experimentación con la salsa de la mano de su proyecto "Rei Momo".
La vinculación con La Portuaria era lineal, por lo que empecé a dar el presente en todos los recitales. Las caras eran conocidas, el núcleo duro de fanáticos era fiel y persistente.
En uno de esos recitales, en el Teatro Arlequines del barrio de San Telmo, me tocó subir al escenario para decir una palabras para justificar la demora de la banda... que cómo llegue a ese lugar? Me metí en el back stage a saludar a los músicos y les llamó la atención la remera que tenía. Había mandado a pintar a mano un motivo del arte del primer disco, el que estaban tocando en ese momento, por lo que después de la charla me preguntaron si quería oficiar de vocero.
En 1990 participan de "Mi Buenos Aires Rock" como apertura de los shows de Charly García y el flaco Spinetta, el festival era organizado por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y reune a cerca de cien mil personas en la Av. 9 de Julio.
Con la llegado de David Byrne a la Argentina para presentar en el Estadio Obras la gira de "Rei Momo" todos nos volvíamos a cruzar... los seguidores de La Portuaria y ¡sus músicos!
En 1991 lanzaron "Escenas de la vida amorosa", donde está incluido el tema "El bar de la calle Rodney" su primer éxito a nivel de difusión. En este disco también están "Amar es difícil" y "Los mejores amigos", clásicos de la banda. De la mano de la repercusión alcanzada se presentan en el teatro Astros de la Buenos Aires con una puesta en escena combinada con elementos teatrales como la actuación de El Descueve con la participación de Fito Páez como invitado especial.
En 1992 son anunciados como teloneros de la única presentación de Mano negra en Argentina en el marco del proyecto «Cargo 92», aunque finalmente ese lugar lo ocupan Todos Tus Muertos sin saberse a la fecha los motivos de originaron el cambio en la programación.
En el mismo año regresan a España para participar de la feria internacional ExpoSevilla.
En 1993, con la edición de "Devorador de corazones" llega el éxito y el reconocimiento masivo de la mano de temas como "Selva" y el corte que daba título al álbum, alcanzando una alta rotación en radios y señales de video clips.
A esta altura el grupo tenía una formación diferente, sin el percusionista Freitas Santos pero con los ingresos de Sebastián Schachtel (otro ex-Clap en teclados y acordeón), Alejandro Terán (saxo y guitarra) y Axel Krygier (saxo alto y barítono).
En 1994 consiguen su primer Disco de Platino, realizan una gira nacional que cierran en el Estadio Obras Sanitarias, actual Pepsi Music.
A mediados de 1995 salió a la venta el cuarto álbum, "Huija", "un grito de alegría y explosión salvaje, guiso de mambo, hip hop, acid jazz, ritmo y blues y otros reciclajes contemporáneos", según lo definió Frenkel a Clarín. Con producción de Andrés Levin, este disco tuvo como primer corte a "Ruta" y otros temas destacados son "Vudú danza" y "10 segundos".
Este trabajo, grabado y mezclado en New York e inmediatamente catalogado por la prensa como "uno de los más importantes del año" fue la presentación del nuevo baterista, Martín Ghersa.
Con la separación de la banda decidida en 1996 editaron el disco en vivo para cumplir el contrato con EMI. El registro corresponde a la presentación en el Estadio Obras de 1994 junto al grupo De La Guarda.
En 1996 Diego Frenkel editó un disco solista para después reunirse nuevamente con Sebastián Schachtel en teclados, Fernado Samalea en batería (tocaba con Charly García) y Ricardo Sáenz Paz en bajo (también bajista en Clap) para formar el "super grupo" Bel Mondo, como lo supo vender parte del periodismo especializado de nuestro país. Editan en 1998 "Bel Mondo".
Años después, Shachtel confesaba: "no tuvimos la continuidad necesaria porque todavía sentíamos de cerca el fantasma Portuaria, y por eso la cosa de no superponer terrenos estéticos. Queríamos hacer un grupo que ni siquiera se rozara con la música de La Portuaria, que fuera totalmente opuesto".
Casi cinco años después, hacia mediados del 2000, Frenkel retomó el camino junto a Sebastián Schachtel, responsable de buena parte de los 15 temas del disco "Me mata la vida", y casi lógicamente co-responsable, junto a Frenkel, de la producción artística. A la dupla Frenkel-Schachtel se le suman Colo Belmonte en batería, Alan Ballán en bajo, José Balé en percusión, Damián Nisensohn en vientos y Coqui en trompeta. Los últimos años Schachtel se desempeña, en forma paralela, también como músico estable de Las Pelotas.
"Volvemos con La Portuaria porque nos dimos cuenta de que había que recuperar la identidad del grupo, algo que forjamos durante mucho tiempo, y porque sentimos que es un proyecto al que le podemos agregar todo un nuevo contenido", explicó Frenkel a La Nación allá por junio del 2000. De la mano de este disco se presentan en el Estadio de Vélez Sarfield como banda invitada en la tercera visita de Sting a la Argentina.
En el año 2002, a igual que casi todos los artistas de rock de Argentina, se suman a la compañía PopArt y editan el EP "Hasta Despertar", donde presentan cinco temas entre los cuales se incluía una versión del bolero "Perfidia" que logró mucha difusión. Durante todo ese año la banda recorrió el país presentando el nuevo material.
El 2003 los encuentra con disco nuevo, "10000 kilómetros", compuesto por trece temas de los que se destaca como corte de difusión el tema que le da nombre a la placa. Frenkel, Schachtel y Belmonte se rodearon de Pablo Giménez (bajo), Adi Azicri (guitarra), muchos invitados (Javiera Parra, Ricky Saenz Paz, Loly Alvarez, Coty Manigot, Carlos Cassela, Leon Frenkel, Javier Weintraub, Javier Casalla y Patricio Villarejo) y convocaron para la producción artística al músico electrónico Diego Vainer.
La presencia del acordeón, un sello de su sonido, rescata la escencia histórica de La Portuaria. La producción de Vainer deja su marca en la potencia de "Huracán", la suavidad de "Discúlpame" y la declaración de amor hacia la Reina del Plata en "Buenos Aires".
"Sos tan seductora, imprecisa y distante / dulce y errante, algo extravagante / vos sos mi espejo, en tí me reflejo / y tantas veces te dije te dejo..." canta Frenkel.
En 2005 regresan a los escenarios con un nuevo disco bajo el brazo, titulado "Río" con 11 nuevas canciones con "Baby" como primer corte de difusión. Los invitados especiales marcan el tono de ese disco: Ricardo Mollo, Germán Daffunchio y sobre todo David Byrne. El escocés y La Portuaria realizan una versión bilingüe de "Hoy no le temo a la muerte" (el clip del tema lo realizan junto a Byrne en el bar de la calle Rodney cerrando un circulo de casi 15 años). A mediados de los 90 David Byrne no había podido incluir un tema de La Portuaria en un compilado de world music que estaba preparando pero el contacto con Frenkel nunca se cortó.
"Lo primero que me atrajo de La Portuaria es que tienen algunas buenas canciones. Pero creo que en la época que quise armar aquel compilado fallido estaba escuchando, tanto en este grupo como en otros, una mezcla entre sonidos e instrumentos locales con rock y pop. Esta banda no era una copia de una banda estadounidense o inglesa sino algo nuevo que aparecía", decía el ex cabeza parlante como elogio hacia la banda argentina.
De "Río" podemos destacar casi todas las canciones, pero resaltan "A través de tus ojos" y los covers de The Cure ("In Between Days") y de Creedence Clearwater Revival ("Down On The Corner").En el 2008 sale a la calle "La vaca atada", que se edita en Argentina, América Latina y España, recalando en muchos puertos, haciendo honor al nombre del grupo y a su esencia... música de aquí, de allá, de todas partes.


Discos oficiales de La Portuaria: Rosas rojas > 1989 / Escenas de la vida amorosa > 1991 / Devorador de corazones > 1993 / Huija > 1995 / La Portuaria en vivo > 1996 / Me mata la vida > 2001 / Hasta despertar (EP) > 2002 / 10000 km > 2003 / Río > 2005 / La vaca atada > 2008


.